RECOMENDACIONES PARA EL LAVADO DE MANTAS Y COLCHAS

RECOMENDACIONES PARA EL LAVADO DE MANTAS Y COLCHAS

Lavado a mano. Si nos referimos a mantas de gran tamaño, el lavado a mano es el más recomendado. Deberá introducir la manta en un recipiente grande (bañera o lavadero) con agua templada y jabón o detergente para prendas delicadas. Remover suavemente la prenda dentro del agua y dejar reposar. Puede repetir la operación varias veces y proceder a un aclarado con abundante agua limpia. Dejar escurrir dentro del lavadero y, en ningún caso, retorcer la manta para escurrirla. Por último, debe proceder al secado, según las instrucciones que figuran más abajo.

Lavado mecánico. Si el tamaño de la manta lo permite, el lavado se realizará con agua fría o templada, en un programa para prendas delicadas y usando un detergente para ese tipo de prendas. Debe tener especial cuidado en el centrifugado, que debe ser muy suave, solamente para escurrir ligeramente la prenda. No secar nunca la manta en el programa de secado o tumbler.

ASPIRADORA

En caso de disponer de poco tiempo, se puede someter la manta a una aspiración usando sólo la cabeza de succión de la aspiradora, ya que los peines y cepillos podrían deteriorar el pelo.

LAVADO EN SECO

Es una opción cómoda y perfectamente válida para el lavado de nuestras mantas. Los profesionales de la limpieza deberán utilizar Percloretileno y disolventes del tipo mineral. Deberán mantener también las condiciones de usar un programa suave y la prohibición de realizar un secado en secadora o tumbler.

SECADO

Una vez escurrida, se debe extender la prenda sobre una superficie limpia.
También se puede tender sobre una cuerda tradicional. Evitar la exposición directa al sol en las horas de mayor intensidad. Una vez seca, la manta se sacudirá suavemente para que el pelo se suelte y recupere su aspecto inicial.

Author Info

Administrador

No Comments

Post a Comment