PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO PARA CAMBIAR TU VIDA

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO PARA CAMBIAR TU VIDA

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO PARA CAMBIAR TU VIDA

Cuando el año va tocando a su fin, a menudo resulta el momento perfecto para hacer balance de todo cuanto nos ha sucedido en los trescientos y pico días que hemos dejado atrás.

En lo que a propósitos se refiere, los hay clásicos, universales, solidarios, un poquito egoístas… Como ocurre con todo, la mejor lista es aquella que tiene algo de todo ello, ¿no? Para intentar que tu enumeración de intenciones para 2019 no termine convirtiéndose en esa lista de (des)propósitos imposibles de cumplir, cumple deseos que te hagan la vida más fácil y que tu mayor objetivo de este año sea ser feliz.

 Incorpora hábitos saludables de forma progresiva

La mayor parte de nuestras listas de propósitos para el Año Nuevo comienzan con algunos de los objetivos más difíciles de llevar a cabo. Aquellos que hablan sobre puntarse al gimnasio, comer cinco raciones de frutas y verduras diarias o dejar de fumar. Estos tres propósitos sin duda están entre los deseos clásicos que año tras año se repiten.

Puedes apuntarte al gimnasio en enero pero no pasa nada si intentas hacer tu dieta saludable de forma progresiva: lo importante es que seas flexible contigo misma. En cuanto a dejar de fumar, por ejemplo, es genial que tengas esta intención pero si no puedes hacerlo de forma drástica y no crees que fumes tu último cigarro el 31 de diciembre, márcate diferentes objetivos para que a final de 2019 hayas cumplido al 100% todos tus deseos de cuidar más y mejor tu salud.

 Una obligación: mimarse mucho

En estas listas siempre solemos dejar para el final los deseos que se refieren a preocuparnos por nosotras. Pero, ¿qué me dices si intentas acabar el 2019 sintiéndote más feliz contigo misma que el año anterior?

Puede ser cuestión de subir el autoestima y comenzar a valorar más a quienes están a nuestro lado para sentirnos más satisfechas con todo lo que hacemos. Tú te conoces mejor que nadie y sabes cuáles son las formas de hacerte la vida un poquito más feliz.

Este año intenta sentirte más implicada en el trabajo, más feliz con tus seres queridos y, sobre todo, totalmente cómoda en tu piel.

Una necesidad: más tiempo para lo realmente importante

Ellos van a acompañarnos en este 2019 y, como sabes, se merecen toda la atención que puedas proporcionarles. Tus familiares y amigos son las personas que te hacen algo más llevaderos tus malos días y comparten tus alegrías cuando hay algo que celebrar. Por este motivo, uno de nuestros propósitos debe ser darles lo mejor de nosotras mismas, ¿no crees?

A menudo, el trabajo y el resto de obligaciones de nuestra rutina nos hacen olvidarnos de lo realmente importante. En este nuevo año, vamos a intentar organizar nuestro tiempo de tal forma que destinemos una parte a estar con nuestros hijos, familiares, pareja y amigos.

Acuérdate también de regalarles tus mejores momentos a esas personas que tanto se lo merecen: tu pareja, tus padres y abuelos.

 Un capricho: dedícate a lo que realmente te hace feliz

Cuando termina el año y comenzamos a hacer balance de lo que hemos vivido en los últimos meses, pronto nos damos cuenta de que hemos dedicado muy poco tiempo a aquellos pequeños detalles que le dan más sentido a nuestra existencia.

Puede que sientas que la rutina del trabajo y los niños no te deja tiempo para nada pero es importante que en el año que comienza dediques algunos momentos a ti misma y a tus hobbies. Quizás puede ser un buen momento para rescatar tu viejo maletín de pintura y dejar fluir el genio creativo…

Un propósito para crecer: viajar más

A medida que pasan los años, intentamos ser mejores personas, aprender más, enriquecernos con las experiencias vividas y, en definitiva, seguir creciendo como personas. Y, ¿qué mejor manera de crecer que viajando y conociendo otras culturas?

Seguro que, como nosotras, tú también te has sentido atrapada dentro de la monotonía de tu rutina y has querido escapar durante unos días y romper con todo durante el 2018. Este año no te vas a quedar con las ganas: aprovecha cada fin de semana o periodo de vacaciones para salir fuera de tu ciudad.

Puedes proponerte conocer un lugar nuevo cada mes, con un fin de semana en un pueblo rural o un viaje de ida y vuelta para hacer turismo en alguna ciudad con encanto.

Una ración de auto crítica: dale la vuelta a los errores

Despistadas, desorganizadas, celosas, nerviosas y demás mujeres perfectamente imperfectas del mundo: puede ser el momento de darle la vuelta a esos pequeños ‘fallos’ que todas tenemos. Suena algo complicado pero con ciertos trucos, todo puede resultar más sencillo.

Si te cuesta mucho acordarte de los cumpleaños y olvidas cada año el aniversario de tu pareja, una agenda puede ser la mejor solución para remediar esos pequeños despistes que afectan a tu vida. Si se trata de un problema de organización y sientes que se te escapa el tiempo sin saber muy bien cómo, intenta planificar las tareas de tu día a día de un modo realista.

Un propósito solidario: luchar por un mundo mejor

Por desgracia, no todo el mundo tiene la suerte de poder siquiera plantearse alguno de estos propósitos de año nuevo. Quizás, uno de tus deseos para 2019 sea colaborar en una causa solidaria y es que con una pequeña aportación, puedes hacer del mundo un lugar un poquito mejor.

Tan solo tienes que elegir cuál es la causa que más te motiva o con la que te apetece colaborar y sacar a la luz tu lado más solidario. ¡El mundo te lo agradecerá!

Una asignatura pendiente: ¡este año sí!
Por último, uno o varios propósitos de esos que arrastramos año tras año y que nunca cumplimos por supuesta falta de tiempo o, en la mayoría de los casos, ausencia de fuerza de voluntad. La formación es, muchas veces, una de las asignaturas pendientes más comunes.

Puede que desde tu más tierna juventud quisieses haber dedicado tu vida a la fotografía, la pintura o la música pero las circunstancias de entonces te lo impidieron. Apúntate a algún curso intensivo o a esas clases de canto que se anuncian en tu barrio. ¿Por qué no hacerlo ahora que tienes tiempo y algunos ahorros para ello?

Quizás siempre has querido acudir a clases de inglés u obtener ese título académico que te abriría más puertas en el mundo laboral y te haría sentirte más satisfecha contigo misma. El carnet de conducir, las clases de teatro o de tenis pueden ser algunos de esos proyectos que, este año sí, se conviertan en una realidad.

Author Info

Administrador

No Comments

Post a Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.